Stage+D

‘A World of Service’ by JASSS & Ben Kreukniet

ES/NL

  • Jueves 16 19:30 - 20:30

    Sónar de Día - Stage+D

  • Viernes 17 19:30 - 20:30

    Sónar de Día - Stage+D

  • Sábado 18 19:30 - 20:30

    Sónar de Día - Stage+D

Un estreno audiovisual exclusivo de tres días

Cuando Silvia Jiménez abandonó España para hallar su inspiración en corrientes más experimentales de la vanguardia europea, difícilmente podía imaginarse que su alias JASSS se convertiría en uno de los nombres más potentes de la música de club alejada de la pista de baile. Tras un tiempo en Amsterdam, la productora y DJ española se afincó en Berlín, donde empezó a darse a conocer gracias a su programa de radio mensual A World of Service. En noviembre de 2021, A World of Service tomó forma de álbum, siendo el segundo LP de JASSS y el que marcaba su debut en el prestigioso sello Ostgut Ton.

Ben Kreukniet es un artista y director creativo que trabaja entre los territorios del arte visual, la música y la arquitectura. Crea instalaciones que combinan el diseño espacial, el sonido, la luz y la tecnología para revelar estructuras y procesos que dan forma a la experiencia humana. Como investigador de Immersion, explora la creación de bucles de retroalimentación entre el público y el intérprete para establecer nuevas conexiones entre el sonido, la imagen y la experiencia colectiva en las actuaciones en directo.

En Sónar 2022, y como parte de la oferta de Sónar+D, el nuevo Stage+D cerrará su programación en cada una de las tres jornadas presentando A World of Service by JASSS & Ben Kreukniet, una nueva metamorfosis del álbum homónimo de JASSS, convertido en performance audiovisual. En AWOS, los ensembles sonoros y visuales navegan entre estados naturales y sintéticos y chocan con los ecos del LP publicado por la española el año pasado. Utilizando técnicas de escaneo en 3D, este espectáculo a cuatro manos recicla el presente y crea un rápido trayecto a través de cuerpos y entornos que actúan como una proyección de nuestros ideales y sistemas de valores. Los objetos y espacios familiares se deconstruyen y retranscriben para representar la subjetividad de nuestra percepción y demostrar que nosotros damos forma al entorno igual que el entorno nos la da a nosotros.