Alva Noto sobre los 25 años de Sónar

6/03/2018

El artista experimental, músico y diseñador habla de su experiencia con el Festival a lo largo de los años.

La figura de Carsten Nicolai ha estado muy vinculada a Sónar desde los primeros años del festival. Explorador e investigador sonoro de primer orden, diseñador y artista conceptual, creador de instalaciones de gran formato y responsable del prestigioso sello Raster-Noton (ahora NOTON), Nicolai ha actuado varias ocasiones en Sónar con muchos formatos y proyectos diferentes: como Alva Noto, por supuesto, pero también a dúo junto a Ryoji Ikeda (con el proyecto Cyclo) y Ryuichi Sakamoto (bajo el nombre de Insen); con Olaf Bender y Atsuhiro Ito bajo el alias de Diamond Versión; y con Signal (junto a Bender y Frank Bretschneider). Además de la instalación a gran escala "Unidisplay", con la que inauguró SonarPlanta. La historia de Sónar sería muy diferente sin sus contribuciones.

Este año se presenta por partida doble: con un nuevo show ("Two") junto a Sakamoto en el Teatre Grec, en el que será el concierto de clausura de Sónar 2018; y presentando "UNIEQAV", el nuevo proyecto de Alva Noto en directo.

Hablamos con él sobre los 25 años de Sónar y su relación con el festival.


¿Recuerdas tu primera vez en Sónar?

Esa es una buena pregunta… A ver, déjame que piense… Creo que fue alrededor de 1998 cuando vine a Sónar por primera vez. Fui invitado por la organización a tocar con un proyecto experimental llamado Signal, que compartía con Olaf Bender y Frank Bretschneider, básicamente los otros fundadores de raster-noton. Desde entonces he sido un asiduo al festival y he venido muchas más veces. He vivido muchos momentos muy buenos en Sónar, y no solo como artista invitado o actuando, sino también como espectador.


¿Alguno en especial que quieras destacar?

Quizás el más memorable de todos ellos fue cuando tocamos con Ryuichi Sakamoto en el Teatre Grec, un lugar realmente especial para nosotros; además de que la atmósfera que se creó esa noche fue increíble. Una audiencia y una noche fantástica, de alguna forma fue algo irrepetible.


También participaste en la primera edición de SonarPlanta…

SonarPlanta fue otra gran experiencia dentro del festival. Allí presenté una de las instalaciones más importantes y de mayor tamaño de todas en las que he trabajado, llamada "Unidisplay". Es algo bastante inusual mostrar una instalación de esas características en el contexto de un festival. La mayoría de las veces preparar una instalación requiere mucho esfuerzo y trabajo pero recuerdo que en esta ocasión lo disfruté especialmente, sobretodo pensando que mucha gente que no suele tener contacto con este tipo de arte, o que estaría en Sónar principalmente para ver a los grupos y las actuaciones, entraría a verlo y lo podría apreciar.


Parece que la arquitectura es una disciplina que te interesa tanto como el arte o la música. ¿Cómo crees que el espacio influye en la naturaleza de tus actuaciones?

Es cierto que la arquitectura es una de mis principales fuentes de inspiración. Y sí, creo que el lugar en el que actúas es fundamental y tiene una influencia decisiva en la manera como presentas tu concierto. Pero no solo eso: también influye en el público que lo está presenciando. En algunos de estos espacios se dan situaciones únicas que no pueden establecerse en otros lugares. Además, si el sitio en el que ha tenido lugar el concierto es especial, tanto el artista como el público después lo recuerdan mucho mejor en su memoria.


Noton acaba de cumplor 20 años. ¿Cuáles han sido las sensaciones de celebrar un aniversario como este?

Lo primero que reflejan estos 20 años del sello es lo rapidísimo que pasa el tiempo. No se sienten como 20 años, para nada. La sensación es que estás constantemente rotando, sin mirar mucho atrás, como si estuvieras siempre en el principio. Y luego ves que llevas 20 años y te das cuenta que es un periodo de tiempo bastante serio, probablemente la etapa más creativa de mi vida. Por un lado es triste, porque el tiempo pasa demasiado rápido, pero por el otro lado es genial haber podido explorar todas estas cosas que piensas que son interesantes y sentir que de alguna forma aún te encuentras en el inicio de esa exploración.


¿Cómo se presenta este 2018 a nivel de proyectos y obras?

Siempre ando metido en múltiples proyectos paralelos. Ahora mismo estoy trabajando en instalaciones y grabando para un nuevo proyecto. También componiendo una banda sonora para una película y por supuesto preparando el concierto junto a Ryuichi Sakamoto para Sónar y mi show en solitario, con el que estoy tremendamente excitado.


¿Cuál sería el principal descubrimiento que has hecho en Sónar?

Lo primero que me viene a la cabeza es un restaurante de pescado muy pequeño que hay en la ciudad (risas). Lo cierto es que disfruto tanto del festival como de la ciudad y la atmósfera que tiene durante esos días. Una de las partes importantes de la experiencia es la de encontrarme con colegas, artistas, músicos y dialogar con ellos, pero también me encanta la arquitectura de la ciudad y su cultura en general.


A Sónar playlist by Alva Noto

Sónar comenzó como un festival de música avanzada, y a lo largo de los años ha ido cumpliendo esta idea, ofreciendo a su público un entorno único para explorar sonidos de diferentes generaciones de artistas, geografías e influencias musicales. En esta lista de reproducción, bastante centrada en el ambient, he incluido artistas cuya música siempre tuvo una gran influencia sobre mí.